+0034 912 777 297 | online@cymper.com

Todo lo que debes saber sobre “Resbaladicidad”

Resbalabilidad

El concepto de Resbaladicidad o resistencia al deslizamiento fue introducido en el CTE (Código Técnico de la Edificación) a partir del año 2006, en el DBSU actual DB-SUA (Documento Básico de Seguridad de Utilización y Accesibilidad).

Este término forma parte de la exigencia básica SUA-1 Seguridad frente al riesgo de caídas y regula el nivel de Resbaladicidad aceptable de los suelos en diversos ámbitos de aplicación.

Para ello se utiliza el Rd, valor de Resistencia al Deslizamiento, calculado según ensayo normalizado. La inclusión de la Resbaladicidad en el CTE se produjo con el objetivo de evitar que el espacio pudiera suponer un riesgo para el usuario a raíz de las negativas estadísticas sobre de lesiones en caídas por resbalamientos.

 

1. PROBLEMÁTICA DE LAS CAÍDAS

Millones de personas son tratadas al año en todo el mundo por este tipo de lesiones. Las caídas se han erigido como la causa principal de lesiones involuntarias atendidas en las salas de emergencia de los hospitales.

Existen algunos datos estadísticos relacionados, a nivel nacional, que demuestran el importante impacto que la Resbaladicidad tiene en las lesiones tratadas en hospitales:

  • En España se producen 280 accidentes domésticos por hora de los cuales 27 ocurren por resbalamiento.
  • El 32% de los accidentes laborales se producen por resbalamiento.
  • La 2ª causa de tetraplejía es consecuencia directa de accidentes por resbalamiento.
  • 4 de cada 10 niños sufren accidentes por resbalamiento.
  • Se producen más de 1.180.000 ingresos anuales por resbalamiento.
  • Más de 60.000 personas sufren fracturas de caderas a consecuencia de un deslizamiento.
  • Las caídas son la 7ª causa de muerte en España.
  • Son la 2ª causa de minusvalías.
  • Causan enfermedades asociadas como el “síndrome post-caída”.

Tal como reflejan los datos, las caídas pueden causar desde lesiones más leves hasta la muerte, siendo más probable esta opción cuanta más edad tiene la persona que sufre la caída.

Pero, ¿dónde es más habitual el riesgo de caídas? Un accidente por caída puede ocurrir en casi cualquier lugar, público o privado, en exteriores o en interiores y puede ocurrir por diversos peligros como son:

  • Condiciones meteorológicas adversas (por ejemplo: hielo, nieve o lluvia).
  • Aceras desiguales.
  • Baches.
  • Escaleras o vías de paso mal iluminadas.
  • Pavimentos deslizantes.
  • Suelos desnivelados.
  • Alfombras enrolladas.
  • Obstáculos en el suelo o la vía.

A raíz de las elevadas estadísticas, algunos países contemplan ciertas premisas de responsabilidad en caso de lesiones por caídas. Existen despachos de abogados con servicios orientados exclusivamente a demandas de este tipo y se han establecido políticas de prevención y normativas con el fin de disminuir los accidentes tanto en lugares públicos como en entornos de trabajo.

Y es que tras una caída no sólo se produce daño personal sino que, además:

  • Las caídas pueden ocasionar bajas laborales de mayor o menor duración. Este período de baja supone un coste directo para el empresario que, además, en casos de bajas prolongadas puede tener que contratar un sustituto y hacer frente a dos salarios. Buscar a una persona nueva para el puesto, adaptarla, formarla etc., es parte de los costes indirectos que también se deben tener en cuenta.
  • La persona lesionada puede interponer una demanda por daños y perjuicios al propietario del lugar donde ha tenido lugar la caída, con el coste que supone en administración, indemnizaciones y tiempo dedicado a gestiones.

Estas situaciones, junto a la necesidad de velar por la seguridad de las personas, han llevado a modificar y mejorar la normativa en cuanto a diseño y requerimientos de los pavimentos.

Todas las exigencias de la norma vienen reflejadas en el CTE-DB-SUA y en la Guía Técnica de Accesibilidad en Edificación, orientada a la adaptación de los edificios para personas de movilidad reducida.

 

2. NORMATIVA

CTE - Código Técnico de la EdificaciónEl CTE (Código Técnico de la Edificación) es el marco normativo que establece las exigencias que deben cumplir los edificios en relación con los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad establecidos en la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE).

El término Resbaladicidad fue introducido por el CTE en sus Documentos Básicos del año 2006. Hasta entonces era una simple recomendación, pero la problemática económica y social que generaba llevó a su inclusión como parte importante en el antiguo DB-SU que recientemente ha sido actualizado al DB-SUA (Documento básico de Seguridad de Utilización y Accesibilidad), parte 1 (Seguridad ante el riesgo de caídas).

El CTE-DB-SUA establece que “se limitará el riesgo de que los usuarios sufran caídas, para lo cual los suelos serán adecuados para favorecer que las personas no resbalen, tropiecen o se dificulte la movilidad. Asimismo se limitará el riesgo de caídas en huecos, escaleras y rampas, facilitándose la limpieza de los acristalamientos exteriores en condiciones de seguridad”. El objetivo básico de este requisito consiste en reducir a límites aceptables el riesgo de que los usuarios sufran daños inmediatos en el uso previsto de los edificios, como consecuencia de las características de su proyecto, construcción, uso y mantenimiento, así como en facilitar el acceso y la utilización no discriminatoria, independiente y segura de los mismos a las personas con discapacidad.

2.1. Ámbito de aplicación

Esta norma es aplicable a suelos de edificios o zonas de uso Residencial Público, Sanitario, Docente, Comercial, Administrativo y Pública Concurrencia, excluidas las zonas de ocupación nula definidas en el anejo SI A del DB SI.

2.2. Clasificación de los suelos

Para saber si un suelo es adecuado a la normativa en cuestiones de Resbaladicidad, debemos conocer su valor de Rd. Este valor es el único aceptado por el CTE, no estando contemplados otros sistemas o escalas de valoración.

Según los resultados del ensayo, se establece la siguiente clasificación de los suelos según su mayor o menor resistencia al deslizamiento:

Resistencia al deslizamiento (Rd) Clase
15 < Rd ≤ 35 0
15 < Rd ≤ 35 1
35 < Rd ≤ 45 2
Rd > 45 3

Péndulo normalizado ensayo de Resistencia al Deslizamiento y resbaladicidadPéndulo normalizado CooperPara obtener el Rd de un suelo, se debe ensayar mediante el ensayo del péndulo en base a la norma UNE-ENV 12633:2003, tal como se describe en el Anejo A de la citada norma. Este ensayo consiste en la pérdida de energía de un péndulo normalizado, provisto en su extremo inferior de una zapata de goma, al dejarlo caer desde una posición horizontal, de forma que la zapata roza con una presión determinada sobre la superficie a ensayar y en un recorrido previamente definido. La pérdida de energía se mide en función del ángulo de oscilación del péndulo sobre una escala de valores adimensionales.

El DB-SUA1 establece, además, una clasificación del mínimo de clase de suelo exigible en función de la localización:

Localización y características del suelo Clase Clase
Zonas interiores secas

– superficies con pendiente menor que el 6%

1

– superficies con pendiente igual o mayor que el 6% y escaleras

2
Zonas interiores húmedas, tales como entradas a los edificios desde el espacio exterior (1), terrazas cubiertas, vestuarios, duchas, baños, aseos, cocinas, etc…

– superficies con pendiente menor que el 6%

2

– superficies con pendiente igual o mayor que el 6% y escaleras

3
Zonas exteriores. Piscinas (2) 3 3

(1) Excepto cuando se trate de accesos directos a zonas de uso restingido.
(2) En zonas previstas para usuarios descalzos y en el fondo de los vasos, en las zonas en las que la profundidad no exceda de 1,5 m.

 

Atención!! - Suelo resbaladizoTodos los suelos que se encuentren dentro del ámbito de aplicación que el CTE establece, deben cumplir con la exigencia en cuanto a Resbaladicidad. Será de aplicación también en aquellos proyectos de reforma de lugares que vayan a continuar con las mismas condiciones de utilización.

Todos los materiales, cualquiera que sea su naturaleza, deben cumplir con el requisito. Los materiales prefabricados deben especificar en sus productos cuál es el valor Rd y, en el caso de solados acabados en obra, será necesaria la verificación in situ con el aparato de medida. Es de obligado cumplimiento que el valor Rd se mantenga constante durante toda la vida útil del producto.

 

3. SOLUCIONES EMAC®

En Emac® desarrollamos nuestros productos adaptándonos a la normativa vigente y sus cambios en un constante esfuerzo por ofrecer a nuestros clientes las mejores soluciones del mercado.
Nuestra gama de remates para peldaños y rampas está disponible en múltiples acabados y formas sin olvidar el factor seguridad. Si bien el CTE sólo contempla el Rd de los pavimentos, un pavimento que no llegue al valor mínimo exigible puede alcanzar el valor adecuado complementándolo con uno de nuestros productos.

A lo largo de los años, hemos aumentado las prestaciones de nuestros perfiles para dar solución a cualquier tipo de pavimento con la mayor garantía. Conscientes de la importancia de la seguridad de las personas, nuestro esfuerzo ha ido orientado a conseguir productos estéticos y, ante todo, funcionales.

Emac® ha efectuado una gran inversión tecnológica para demostrar que sus remates para peldaños mejoran el valor Rd de los pavimentos cuando se instalan como complemento. Estos perfiles han sido ensayados mediante el método UNE-ENV 12633:2003, determinado en el CTE, en el Instituto Tecnológico de la Construcción (AIDICO), instituto independiente perteneciente a la REDIT (Red de Institutos Tecnológicos). Los resultados demuestran que los perfiles Emac® para peldaños aumentan el valor Rd de los pavimentos a los que complementan haciéndolos más seguros.

El objetivo de ensayar nuestros productos para peldaños, es poder ofrecer un valor Rd concreto para cada tipo de producto en diferentes pavimentos. Esto está especialmente orientado a aquellos profesionales que necesiten saber este dato en el desarrollo de sus proyectos.

 

3.1. Novopeldaño MaxiKenya®

Novopeldaño MaxiKenya® es un remate para peldaño fabricado en Maxi, material exclusivo desarrollado por Emac®. Su cara vista tiene la superficie estriada, lo que aumenta sus propiedades antideslizantes.

En la imagen se puede ver una escalera de pavimento cerámico sin remate en el peldaño y la misma escalera con Novopeldaño MaxiKenya®. Si tomamos un Rd=18 para la escalera sin remate, instalando Novopeldaño MaxiKenya® obtendremos un Rd=36(1).

Tal como estipula el CTE, las escaleras y rampas de pendiente igual o mayor al 6%, deben tener un pavimento de Clase 2 como mínimo. La escalera con Novopeldaño MaxiKenya® obtiene un Rd=36 perteneciente a la Clase 2 por lo que cumple con la norma.

Sin embargo, la escalera sin Novopeldaño MaxiKenya® tiene un Rd=18, perteneciente a la Clase 1 y no admitido por el CTE para su instalación en escaleras ni rampas de pendiente igual o mayor al 6% .

Nuestros remates para peldaños, además, facilitan el contraste con el pavimento, lo que supone mayor seguridad de uso tal como se especifica en la Guía Técnica de Accesibilidad.

Sin Novopeldaño MaxiKenya Con Novopeldaño MaxiKenya
Sin Novopeldaño MaxiKenya®
No cumple CTE
Valor Rd = 18 (Clase 1)
Con Novopeldaño MaxiKenya®
Cumple CTE
Valor Rd = 36 (Clase 2)

La resistencia al deslizamiento de la superficie de la huella de la escalera aumenta notablemente cuando se remata con Novopeldaño MaxiKenya®. Por ejemplo, un pavimento cerámico con valor inicial Rd=30 correspondiente a la Clase 1, con Novopeldaño MaxiKenya® adquiere un Rd=49,4 , pasando a ser de Clase 3. La clase 3 es la más exigente y es válida para cualquier aplicación del CTE mientras que la Clase 1 no será válida para determinadas localizaciones y usos, tal como se recoge en la tabla de mínimo de clase de suelo exigible representada en el apartado 2.2 (Clasificación de los suelos) del presente documento. Usando este remate para peldaño, se mejora el Rd del pavimento y se ayuda al cumplimiento de las condiciones más exigentes del CTE.

En la siguiente gráfica se observa en detalle cómo la instalación de Novopeldaño MaxiKenya® mejora en todos los casos el valor Rd del pavimento al que complementa:

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopeldaño MaxiKenya
* En esta gráfica puede observarse la comparativa entre el Rd del pavimento sin Novopeldaño MaxiKenya® y el Rd del pavimento con el remate de peldaño instalado. Se han delimitado las áreas entre las diversas clases, pudiéndose observar con claridad la mejora obtenida tanto en valor de Rd como en clase de suelo.

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopeldaño MaxiKenya - tabla

* Con la ayuda de esta tabla se puede conocer el Rd y la clase de suelo que resultarán debido a la instalación de Novopeldaño MaxiKenya® en la huella de una escalera, pudiendo comparar los valores obtenidos con respecto al pavimento sin remate instalado. Los valores marcados en verde identifican aquellos datos cuya mejora ha significado el aumento de la clase de suelo inicial.

 

3.2. Novopeldaño® Elegance

Novopeldaño® EleganceEspectacular remate decorativo para peldaños fabricado en Acero Inoxidable AISI 304. Combina el acabado brillo y cepillado del acero. Es una novedad Emac® altamente segura frente a resbalamientos.

Novopeldaño® Elegance

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopeldaño Elegance* En esta gráfica puede observarse la comparativa entre el Rd del pavimento sin Novopeldaño® Elegance y el Rd del pavimento con el remate de peldaño instalado. Se han delimitado las áreas entre las diversas clases, pudiéndose observar con claridad la mejora obtenida tanto en valor de Rd como en clase de suelo.

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopeldaño Elegance - tabla

* Con la ayuda de esta tabla se puede conocer el Rd y la clase de suelo que resultarán debido a la instalación de Novopeldaño MaxiKenya ® en la huella de una escalera, pudiendo comparar los valores con respecto al pavimento sin remate instalado. Los valores marcados en verde identifican aquellos datos cuya mejora ha significado el aumento de la clase de suelo inicial.

 

3.3. Novopletina®

Novopletina®Pletina decorativa para peldaños y rampas fabricada en acero AISI 304. Su exclusiva cara vista proporciona una alta resistencia al deslizamiento.
Es ideal para trabajos de rehabilitación o reforma ya que se instala sin necesidad de obra.

Novopletina

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopletina* En esta gráfica puede observarse la comparativa entre el Rd del pavimento sin Novopletina® y el Rd del pavimento con Novopletina® instalada. Se han delimitado las áreas entre las diversas clases, pudiéndose observar con claridad la mejora obtenida tanto en valor de Rd como en clase de suelo.

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopletina - Tabla

* Con la ayuda de esta tabla se puede conocer el Rd y la clase de suelo que resultarán debido a la instalación de Novopletina® en la huella de una escalera o en una rampa, pudiendo comparar los valores obtenidos con respecto al pavimento sin remate instalado. Los valores marcados en verde identifican aquellos datos cuya mejora ha significado el aumento de la clase de suelo inicial.

 

3.4. Novopeldaño® Maxi

Novopeldaño® MaxiPeldaño fabricado en el innovador material desarrollado por Emac®, Maxi. Este peldaño posee excelentes propiedades debido a su composición de PVC + fibras y proporciona un buen valor de Resistencia al Deslizamiento.

Novopeldaño Maxi

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopeldaño Maxi* En esta gráfica puede observarse la comparativa entre el Rd del pavimento sin Novopeldaño® Maxi y el Rd del pavimento con el remate instalado. Se han delimitado las áreas entre las diversas clases, pudiéndose observar con claridad la mejora obtenida tanto en valor de Rd como en clase de suelo.

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopeldaño Maxi - Tabla

* Con la ayuda de esta tabla se puede conocer el Rd y la clase de suelo que resultarán debido a la instalación de Novopeldaño® Maxi en la huella de una escalera o en una rampa, pudiendo comparar los valores obtenidos con respecto al pavimento sin remate instalado. Los valores marcados en verde identifican aquellos datos cuya mejora ha significado el aumento de la clase de suelo inicial.

 

3.5. Novopeldaño® 4 Inox

Novopeldaño® 4 InoxPeldaño fabricado en acero inoxidable AISI 304. Posee una cara vista exclusiva con 4 bandas estriadas antideslizantes que aportan máxima seguridad en su instalación en escaleras.

Novopeldaño 4 Inox

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopeldaño 4 Inox* En esta gráfica puede observarse la comparativa entre el Rd del pavimento sin Novopeldaño® 4 Inox y el Rd del pavimento con el remate instalado. Se han delimitado las áreas entre las diversas clases, pudiéndose observar con claridad la mejora obtenida tanto en valor de Rd como en clase de suelo.

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopeldaño 4 Inox

* Con la ayuda de esta tabla se puede conocer el Rd y la clase de suelo que resultarán debido a la instalación de Novopeldaño® 4 Inox en la huella de una escalera o en una rampa, pudiendo comparar los valores obtenidos con respecto al pavimento sin remate instalado. Los valores marcados en verde identifican aquellos datos cuya mejora ha significado el aumento de la clase de suelo inicial.

 

3.6. Novopeldaño® 4 Aluminio

Remate metálico para peldaños. Su superficie es antideslizante gracias a su huella estriada en la cara vista.

Novopeldaño 4 Aluminio

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopeldaño 4 Aluminio

* En esta gráfica puede observarse la comparativa entre el Rd del pavimento sin Novopeldaño® 4 Aluminio y el Rd del pavimento con el remate instalado. Se han delimitado las áreas entre las diversas clases, pudiéndose observar con claridad la mejora obtenida tanto en valor de Rd como en clase de suelo.

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopeldaño 4 Aluminio - Tabla

* Con la ayuda de esta tabla se puede conocer el Rd y la clase de suelo que resultarán debido a la instalación de Novopeldaño® 4 Aluminio en la huella de una escalera o en una rampa, pudiendo comparar los valores obtenidos con respecto al pavimento sin remate instalado. Los valores marcados en verde identifican aquellos datos cuya mejora ha significado el aumento de la clase de suelo inicial.

 

3.7. Novopeldaño® 2 Clásico

Novopeldaño® 2 ClásicoPeldaño de madera con ala de fijación en aluminio. Está disponible en 2 medidas y gama de 4 acabados naturales. Es resistente a interiores o exteriores según la madera elegida. Ideal como remate para escaleras revestidas con gres rústico o madera.

Novopeldaño 2 Clásico

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopeldaño 2 Clásico* En esta gráfica puede observarse la comparativa entre el Rd del pavimento sin Novopeldaño® 2 Clásico y el Rd del pavimento con el remate de peldaño instalado. Se han delimitado las áreas entre las diversas clases, pudiéndose observar con claridad la mejora obtenida tanto en valor de Rd como en clase de suelo.

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopeldaño 2 Clásico

* Con la ayuda de esta tabla se puede conocer el Rd y la clase de suelo que resultarán debido a la instalación de Novopeldaño® 2 Clásico en la huella de una escalera, pudiendo comparar los valores obtenidos con respecto al pavimento sin remate instalado. Los valores marcados en verde identifican aquellos datos cuya mejora ha significado el aumento de la clase de suelo inicial.

 

3.8. Novopeldaño® 1

Peldaño de PVC con ala de fijación en aluminio extruido disponible en 5 medidas y gama de 6 colores. Este peldaño tiene las propiedades del PVC y mejora el Rd de los pavimentos.

Novopeldaño 1

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopeldaño 1 * En esta gráfica puede observarse la comparativa entre el Rd del pavimento sin Novopeldaño® 1 y el Rd del pavimento con el remate de peldaño instalado. Se han delimitado las áreas entre las diversas clases, pudiéndose observar con claridad la mejora obtenida tanto en valor de Rd como en clase de suelo.

Comportamiento al deslizamiento del peldaño Novopeldaño 1 - Tabla

* Con la ayuda de esta tabla se puede conocer el Rd y la clase de suelo que resultarán debido a la instalación de Novopeldaño® 1 en la huella de una escalera, pudiendo comparar los valores obtenidos con respecto al pavimento sin remate instalado. Los valores marcados en verde identifican aquellos datos cuya mejora ha significado el aumento de la clase de suelo inicial.

 

3.9. Comparativa global

La siguiente gráfica muestra una comparativa-resumen de todos los datos tratados individualmente en los apartados de este documento técnico. En esta comparativa se pueden ver los valores numéricos de Rd obtenidos para varios pavimentos sin ningún remate para peldaño instalado y los mismos pavimentos con cada uno de los remates para peldaños de Emac® ensayados.

La Resistencia al Deslizamiento aumenta con la instalación de los remates para peldaños de Emac® en todos los pavimentos ensayados en diferentes magnitudes, obteniéndose siempre un valor mejorado respecto al valor inicial sin peldaño. En algunos casos se llega a mejorar hasta en dos clases el tipo de suelo.
Con estos datos se puede afirmar que los remates para peldaños Emac® son el complemento ideal para convertir en más seguras nuestras escaleras o rampas, cumpliendo siempre con lo establecido en el CTE.

Comparativa remates para peldaños Emac

 

4. CONCLUSIONES

Todo lo que debes saber sobre el "Concepto de Resbaladicidad"Las caídas por resbalones o deslizamientos tienen mucha más importancia de lo que a priori se podría pensar. Las consecuencias de estas caídas tienen un elevado impacto económico y social.

En Emac® somos conscientes de que la prevención es el camino adecuado. Por ello, trabajamos por desarrollar productos que ayuden al cumplimiento de lo establecido en la norma.

Somos la única empresa de perfilería para cerámica que somete sus remates para peldaños al ensayo de Resistencia al Deslizamiento, estableciendo el valor Rd para todos ellos.

Asimismo, son sometidos a otros ensayos que certifican sus excelentes propiedades.

Calidad, seguridad y diseño, son las claves que hacen de los productos Emac® la elección ideal para cualquier tipo de proyecto.

 

Consulta todos los productos relacionados en:

Juntas y Perfiles

¿Te ha resultado útil esta información?… Si te ha gustado lo que has leído, nos encantaría que lo compartas con tus redes y que te unas a nuestra comunidad.

 

Fuentes consultadas:
EMAC Complementos S.L.

Bibliografía y enlaces recomendados:

(1) CTE – DB – SUA: Documento básico de Seguridad de Utilización y Accesibilidad (19/02/2010). Código Técnico de la Edificación ©. Dirección General de Arquitectura y Política de Vivienda del Ministerio de Vivienda con la colaboración del Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja. CSIC. Código Técnico de la Edificación.
(2) Guía Técnica de Accesibilidad en la edificación (2001). Código Técnico de la Edificación ©. Dirección General de la Vivienda, la Arquitectura y el Urbanismo, e Instituto de Migraciones y Servicios Sociales.Madrid: Ministerio de Fomento, Centro de Publicaciones.
(3) Studio: resbaladicidad en espacios públicos. Páginas 88 – 92. Spain Contract nº9.
(4) Estadísticas caídas. Johnson España.
(5) NTP: La gestión integral de los accidentes de trabajo (III): costes de los accidentes. Manuel Bestraten Belloví (Ing. Industrial), Antonio Gil Fisa (Lic.Ciencias Económicas), Tomás Piqué Ardanuy (Ing. Técnico Químico y Lic. en Derecho). Instituto nacional de seguridad e higiene en el trabajo.
(6) Emac Complementos S.L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *